Blogs que sigo

lunes, 18 de noviembre de 2013

Equinoxe (Animaux)

           
  

Un cocinero estaba preparando el almuerzo; varios perros se habían tumbado a la puerta de la cocina. El cocinero mató una ternera y arrojó las vísceras al patio. Los perros se lanzaron sobre ellas, se las comieron y dijeron:
-Es un buen cocinero. Guisa bien.
Al poco rato el cocinero empezó a limpiar unos guisantes, un nabo y una cebolla, y arrojó fuera las mondas. Los perros se abalanzaron sobre ellas, pero inmediatamente retiraron el hocico y dijeron:
-Nuestro cocinero se ha echado a perder. Antes preparaba bien, ahora no hace nada a derechas.
Pero el cocinero no escuchó a los perros y siguió haciendo las cosas a su modo. El almuerzo lo comieron y lo alabaron los amos, no los perros.
(L. Tolstoi - Los perros y el cocinero)